Seguimos hacia la derecha por la Calle Real hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento. Adosada a la fachada principal del edificio del Ayuntamiento se encuentra la FUENTE DE CARLOS III, también conocida como “FUENTE DE LA PLAZA”. Es una obra civil de 1727, construida por petición del Cabildo de la villa a los frailes capuchinos (propietarios del agua del Benalfí en aquella época) para traer el agua desde el Benalfí hasta la plaza. Está hecha de piedra arenisca labrada, de una sola pieza.

Antes de abandonar la plaza, no deje de admirar las maravillosas vistas de la Ermita de San Antonio, símbolo de identidad de Ubrique y reliquia de nuestros bisabuelos.

La Fuente de Carlos III en imágenes