Continuamos hacia adelante hasta la esquina con la Calle San Francisco, donde nos encontraremos con la FUENTE DE LA PARRA. Es una fuente de piedra caliza con dos caños, que vino a sustituir a la antigua fuente de Cotrino cuando se hicieron los trabajos de traída de aguas a Ubrique en 1937. El agua procede del manantial del Cornicabra.

Siguiendo nuestra ruta por la calle San Francisco, llegamos hasta la antigua Ermita de San Juan de Letrán, hoy Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique. En él, el viajero puede conocer la historia del municipio a través de grandes libros que simulan una biblioteca, desde el Paleolítico hasta la Segunda República, y adentrarse en la industria de la piel y en nuestras fiestas más populares.

El Centro se encuentra enclavado en las puertas del Casco Antiguo de Ubrique, declarado Bien de Interés Cultural categoría Conjunto Histórico.

La Fuente de la Parra en imágenes